Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión

Disminuye el número de jóvenes sin formación ni educación

Imagen del informe Panorama de la Educación 2016

​El porcentaje de jóvenes españoles entre 15 y 29 años que no estudian ni trabajan (conocidos como ninis) ha descendido en 2015 según señala el informe de la OCDE, Panorama de la Educación 2016. El informe muestra un cambio de tendencia de la situación en España ya que desde 2012, momento en que se alcanzó el porcentaje máximo del 25,7 % se ha descendido hasta el 22,8 % actual. Aunque las cifras apuntan una clara mejoría, no hay que olvidar que el número de ninis en España – 1.600.000 jóvenes -sigue siendo el cuarto más elevado de la OCDE, sólo por detrás de países como Turquía, Italia y Grecia. El porcentaje de ninis en España es muy superior a la media de los países de la OCDE, que se sitúa en el 14,5%. Esta diferencia muestra que aún hay mucho trabajo que realizar para lograr que los jóvenes se formen y/o incorporen al mercado laboral en igual medida que en otros países desarrollados

La OCDE insiste en las ventajas que acarrea la formación no sólo como fórmula de ascenso social, sino como herramienta para acceder al mercado laboral.  Constata que hay una relación directa entre el nivel de estudios alcanzado y la empleabilidad. La tasa de empleo de los adultos con solo estudios de Primaria es del 43 %, que asciende al 57 % para los titulados en Secundaria y un 68 % para los que han terminado el Bachillerato. Los datos referidos a España​ muestran que la educación superior tiene un fuerte impacto en el mercado de trabajo: los españoles con estudios de grado tienen una tasa de empleo del 78 %, ascendiendo al 81% para los que han realizado un máster y a un 90 % en el caso de los que tienen el título de doctor. En este sentido, el informe indica que durante la última década se ha incrementado el número de personas con un nivel de estudios universitarios pasando de un 29 % en 2005 a un 35 % en 2015.

El informe incide en la escasa utilización en nuestro país de la formación profesional (FP) frente a los que realizan programas de educación secundaria. En España sólo se matriculan en cursos de FP el 13 % de los jóvenes de entre 15 y 19 años, frente al 25 % de la OCDE. La diferencia también es acentuada en las cifras de los que realizan programas mixtos impartidos en el centro educativo y en el centro de trabajo (FP dual): 7 % en la OCDE y 0,2 % en España. Tras señalar índice de paro de los estudiantes de formación profesional concluye esta modalidad es la vía adecuada para el desarrollo de las habilidades que aseguren una mejor transición entre los estudios y el mercado laboral.

Recuperando datos